Afianza tus lazos familiares cocinando con tus hijos

Afianza tus lazos familiares cocinando con tus hijos


Cocinar es, sin duda, una actividad enriquecedora para las relaciones afectivas y también sirve para el desarrollo de las habilidades de los más pequeños.


Cocinar también trae un beneficio en el desarrollo psicosocial de los menores. Ya que les enseña a seguir pautas, una conducta propia de la vida social humana.


Este tipo de actividades les ayudan a aprender de nutrición, higiene y alimentación saludable, y aporta a sus habilidades motoras y fortalece los vínculos afectivos en la familia, además de ser un perfecto pasatiempo. Para esto la cocina se debe convertir en un espacio amigable para los pequeños, realizando actividades acordes con su desarrollo.


En esta actividad es importante que sea enriquecedora con cuidado de que no sea un peligro a su integridad física. Lo primero que debes tener en cuenta es la edad del niño ya que dependiendo de sus edad sus habilidades motoras serán diferentes, así como su nivel de atención.


Para los niños de tres a cinco años se recomienda que comiencen con labores básicas. La dificultad ira aumentando conforme vayan creciendo y adquieran más habilidades. Con el tiempo podrán hacer tareas más complejas como exprimir, amasar, revolver, entre otras.


Aprovechando el día del niño y que tus pequeños están en casa para divertirte cocinando deliciosas recetas con ellos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.