post-title Pachuca Tlahuelilpan

Pachuca Tlahuelilpan

Pachuca Tlahuelilpan

Pachuca Tlahuelilpan

De acuerdo a diversas reseñas históricas y a diversos historiadores se señala otro asentamiento en Pachuca que fue conocido como Tlahuililpan, que en idioma náhuatl significa “Lugar de regadío”, de las raíces tlalli-tierra, atl-agua, huililia-esparcir alguna cosa, y -pan-locativo; mientras que su nombre en otomí era Ñunthe o Njünthe que probablemente signifique “Molino de Agua”, de las raíces njuni, molino, y -the, agua.​

Se tiene además la traducción con los nombres Qhunthe, de Qhuni, molino, y –the, agua.​ También se acepta Hñu̱nthe como variante.

Juan Manuel Menes Llaguno, señala que Pachuca y Tlahuelilpan fueron dos poblados distintos aunque muy parecidos entre sí.​ Con la llegada de los primeros españoles y el descubrimiento de las minas, los pobladores se instalaron en la población contigua de Tlahuelilpan, e indica que a finales del siglo xvii, se encontraba a 3 km de distancia.​ De acuerdo con el historiador Peter Gerhard, a la población se le llamaba Magdalena Pachuca, por ser María Magdalena la advocación de su iglesia.

Durante la Nueva España, ambas poblaciones, fueron denominadas indistintamente Pachuca o Tlahuelilpan; incluso se le denomino “Pachuca Tlahuelilpan”.​ En el archivo de la Parroquia de la Asunción, este templo fue fundado en el llamado Real de Tlahuelilpan de las Minas de Pachuca. A principios del siglo xvi empiezan a caer en desuso el nombre Tlahuililpan y se denomina Pachuca a la población.​ Alexander Von Humboldt en el “Ensayo político sobre el reino de la Nueva España”, indica que Pachuquilla (“Pachuca pequeña”) es el primer asentamiento.​ José Antonio Villaseñor y Sánchez en “Teatro Americano”, indica que la República de Indios de Pachuca también se denominaba Pachuquilla.

La “Descripción Anónima de las Minas de Pachuca”, escrita a finales del siglo xvi, señala la existencia de cuatro Reales en la comarca: Real del Monte, Real Atotonilco el Chico, Real de Arriba y Real de Tlahuelilpan, todos conocidos como Minas de Pachuca.​ Fue a principios del siglo xvii cuando desaparecen aquellos nombres, el Real de Arriba se denomina, San Miguel Cerezo y el de Tlahuelilpan pasó a ser Real de Minas de Pachuca. Tiempo después Real del Monte y Real Atotonilco el Chico, pasaron a denominarse Mineral del Monte y Mineral del Chico respectivamente.

También a Pachuca se le denominada oficialmente Muy noble y leal ciudad de Nuestra Señora de la Asunción y Real de Minas de Pachuca.​ En el Archivo General de la Nación en los documentos relativos a Pachuca el nombre de Tlahuelilpan deja de ser usado en 1602 y en el Archivo de la Parroquia de la Asunción, deja de registrar este nombre en 1623.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tal vez te pueda interesar...

Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: