Haz tu marca autentica y consigue clientes

Haz tu marca autentica y consigue clientes

A los clientes se los bombardea constantemente con anuncios. Y la mayoría de la gente no quiere que le digan qué desea ni que la engañen para que compre algo.


El acto de comprar es personal. La gente prefiere comprar productos que reflejen sus valores e identidades, por eso quiere comprender de qué va una marca y qué representa, antes de gastar su dinero.


Trabajar en la autenticidad hace que tu marca parezca y se sienta como una marca genuina y confiable ante los ojos de tu público. Tener un discurso y una voz auténtica te ayuda a contar historias más vívidas y a aumentar la fidelidad de tus clientes.


Lo que más mira la gente a la hora de evaluar la autenticidad de tu marca son tu compromiso con la calidad, tu sinceridad y tu historia.


Ser auténtico y tener una historia no necesariamente implica que debas tener una empresa antigua, pero sí que cuentes la historia de tu marca haciendo hincapié en tus valores y que muestres pasión por lo que haces.


Esto hará que los clientes sientan que están comprometidos con esos mismos valores, y que no sólo están comprando un producto o servicio. Ese sentimiento de autenticidad te puede dar una ventaja sobre otras marcas y ayudarte a forjar una clientela fiel.


Puedes empezar a construir la autenticidad de tu marca redactando una declaración de principios que sirva de guía para tu marketing. Puedes comenzar respondiendo a cuatro preguntas fundamentales.


En primer lugar, ¿por qué haces lo que haces? Piensa en lo que te apasiona y en lo que te inspira a hacer un trabajo de calidad, más allá del fin de ganar dinero.


En segundo lugar, ¿cómo desarrollas y fabricas tus productos o servicios? Considera qué es lo especial del proceso y cómo se diferencia y se destaca de lo que hacen empresas similares.


En tercer lugar, ¿qué busca ser y qué quiere lograr tu marca? ¿Cuál es su objetivo fundamental? ¿Qué efecto quieres provocar en el mundo?


En cuarto lugar, ¿contra qué lucha tu marca? ¿Tienes posiciones éticas que impacten sobre tu trabajo? ¿Qué hacen otras marcas que tú jamás harías? ¿Hay productos que nunca venderías? ¿Por qué no?


Usa tus respuestas para formar una única declaración de principios que inspire y encarne el sentido y la identidad de tu marca. Esta declaración debe aparecer en todos los materiales de marketing y debes referirte a ella al generar nuevas campañas.


Con la declaración de principios como guía, empieza a construir la autenticidad de tu marca enfocándote en los cuatro aspectos clave de tu negocio.


Primero está la narrativa. Esta es la historia principal, que cuenta de dónde viene tu marca y lo que representa. Debe incluir cómo se fundó la empresa, por qué vas más allá de la idea de ganar dinero, y cuáles son las tradiciones en las que hundes tus raíces.


Segundo, destaca los beneficios de tus productos. Explica lo que obtiene tu público cuando decide hacer una compra.


Además de los beneficios de tus productos y/o servicios, debes destacar los diferenciadores, o los factores que los distinguen de los productos de la competencia.


Finalmente, debes transmitir la pasión por tu trabajo. Si muestras lo comprometido que estás con tu marca y sus productos, tus clientes también se apasionarán por ellos.


Promueve y mantén la autenticidad de la marca mostrando estos cuatro atributos en todos tus canales de marketing, incluyendo el sitio web, redes sociales, anuncios pagos y cualquier otro lugar en que tu marca esté a la vista del público.