Hidrografía de Pachuca

Hidrografía  de Pachuca

Pachuca se localiza dentro de la cuenca del Pánuco, en el cual se ubica el río Moctezuma; y dentro de esta, se encuentra a su vez el río Actopan, Amajac y el río de Tezontepec.


De igual manera, el municipio cuenta con diez corrientes de agua y un cuerpo de la misma. Se calcula que la zona hidrológica de Pachuca tiene recursos subterráneos aprovechables por 193,847×106 m3 .


Una estimación del balance hidrológico de la región permite observar que parte del volumen de precipitación captado anualmente está en el orden de los 342 millones de m3, de los cuales, más del 70% se pierde por evaporación, proceso que para el municipio es de los de mayor nivel de evapotranspiración real.


Así, el volumen que puede ser captado en esta región tan solo depende de los niveles de escurrimiento (55.24 millones de m3 ) y de infiltración (44.20 millones de m3 ). Tales estimaciones corresponden a las fijadas para la cuenca del río Pánuco, a la cual pertenece esta región.


En general, Pachuca carece de mantos acuíferos, y lo más prevaleciente son las corrientes superficiales continuas debido a que las precipitaciones pluviales son escasas; a pesar de ello, se forman diversos cauces intermitentes que han sido aprovechados para drenar las aguas negras de las localidades.


De igual manera, se forman algunos cuerpos de agua de menor relevancia, los cuales son utilizados principalmente para actividades recreativas y, en menor grado, para abastecimiento de agua potable.


Pachuca cuenta con 3 represas que captan las aguas superficiales: El Cedral, Jaramillo y La Estanzuela, ubicadas en Mineral del Chico. Pachuca cuenta con diez corrientes de agua, de las que destacan El Batán, El Tecolote, San Pablo Sosa y un cuerpo de agua el Bordo de la Estanzuela.